• Maria Carolina Besa Mozo

PARTE VI-EL NETWORKING ES HOY MÁS IMPORTANTE QUE NUNCA

Actualizado: 9 abr






Continuando con lo que señala Judy Robinett en su libro Networking Estratégico, en este artículo comentaré:

Cómo prepararse para las conexiones poderosas

Una vez que se adquiere la mentalidad de conector poderoso, la construcción de relaciones estratégicas hace necesaria una combinación de autoconocimiento, estrategia, habilidades y sobre todo, preparación.

La preparación consiste de tres partes:

  1. Tener una visión clara de lo que tienes para ofrecer y de lo que necesitas.

  2. Evaluar tu red actual e incorporar tus contactos en tus círculos de poder 5+50+100

  3. Crear un plan para acercarte a nuevas relaciones con base en:

  • Valores compartidos.

  • Valor agregado.

  • Valor generado conjuntamente.


Parte 1: Conocerse a sí mismo, lo que tienes para ofrecer y lo que necesitas



Las relaciones mas sólidas se construyen no con base en un valor unilateral, sino en la capacidad de ambos involucrados de aportar al otro.

Debes estar dispuesto a identificar tus propias debilidades y deficiencias y las de tu red para compensar las debilidades y llenar los vacíos en tus actuales círculos de poder.


Haz un listado de todos tus logros y asociaciones profesionales y personales y del ecosistema al que ellos te permitieron acceder.

Hacer una tabla de logros profesionales indicando los logros y lugares donde se realizaron (centro educativos, organizaciones profesionales, empresas en las que se ha trabajado, premios recibidos) además de los ecosistemas en los cuales esos logros ocurrieron: la familia, la comunidad, la industria, finanzas, política)

La lista personal debe incluir todo, desde la afiliación religiosa hasta las organizaciones caritativas a las que perteneces, equipos deportivos, grupos comunitarios y redes académicas.


Para evaluar tu potencial de agregar valor, haz un inventario de tus habilidades, conocimientos y fortalezas.

Cada individuo posee una mezcla única de habilidades, información y experiencia que crea valor para los demás.

¿Qué tienes para ofrecer que otras personas podrían necesitar o desear? Una de las maneras más fáciles de elaborar este inventario es estudiar tus logros personales y profesionales y junto a cada uno de ellos, anotar las habilidades, el conocimiento y las fortalezas que demostraste o que aprendiste de él.


Haz una lista de tus debilidades y deficiencias en materia de destrezas y conocimientos. ¿Qué necesitas mejorar a nivel personal y profesional? ¿Qué necesitas aprender o adquirir?

Emplea la ventana de Johari para mapear la conciencia de tí mismo. Examina en esta tarea especialmente los cuadrantes del yo privado y del yo ciego.



Aceptar que carecemos de determinadas destrezas y conocimientos es una cosa. Admitir las fortalezas que no tenemos suele ser más difícil en especial porque con frecuencia no somos conscientes de ellas. Son nuestro yo ciego.


Una de las maneras más fáciles de descubrir nuestros puntos ciegos es pedirles retroalimentación a nuestras personas de confianza.Una pregunta sencilla es ¿Qué cosas podría mejorar?


Uno de los grandes secretos de las conexiones de poder está en nuestra capacidad de reconocer humildemente nuestras debilidades y flaquezas. Mantiene el ego a raya y les da a las personas que conocemos la oportunidad de ser más humanas. Lo más importante se crea un ambiente de honestidad y conciencia de sí que es fundamental para todas las grandes relaciones.


¿Qué habilidades, conocimientos y fortalezas desearías adquirir o desarrollar para tu crecimiento personal y profesional?

Haga una lista de las fortalezas adicionales que te gustaría cultivar, recordando que hay ciertas fortalezas que se valoran universalmente.


En esta lista debe estar:



  • La honestidad, el coraje, la flexibilidad,

  • La modestia, la generosidad, la empatía,

  • La pasión, la gentileza, el humor,

  • La capacidad de agradar, la fiabilidad,

  • La confianza en sí mismo, la curiosidad, la búsqueda de la excelencia,El altruismo,

  • La perseverancia, el respeto, la audacia, la responsabilidad, la apertura, la disponibilidad,.

  • La voluntad de asumir riesgos y el compromiso de aprender a lo largo de toda la vida.



Parte 2: Desarrolla y pon en práctica tu sistema 5+ 50 +100




Es importante evaluar con regularidad el estado de tu red para determinar tu salud e idoneidad.


Elige un sistema adecuado para ti para organizar tus conexiones (puede ser un CRM, hay muchos).


Pero independiente del sistema a emplear, utilízalo para generar una lista de las personas que conforman actualmente tu red.


Haz una lista de tus conexiones actuales

La lista incluye todos los contactos en tu teléfono , en tu agenda electrónica, en tus programas de Google o Outlook o en cualquier lugar donde almacenas información sobre tus contactos. Mira tus conexiones en Linkedin y quienes te siguen o están conectados en tus redes sociales.


Una vez que hayas elaborado la lista, divide tus contactos entre personales, profesionales o ambos.


Después califica cada conexión, según su importancia o cercanía utilizando una escala de 1 a 5 (1 la más cercana y 5 un desconocido).


A continuación añada una nota junto al nombre de cada persona en la que indique el contexto de esa conexión: negocio, política, obras de caridad, club, universidad y así sucesivamente. (esto servirá para ubicar cada conexión en el ecosistema correspondiente).

Finalmente anota donde viven y trabajan cada una de estas personas.Con ello a la larga podrá ensamblar tus círculos de poder 5+50+100.


Cuando hayas completado la lista de tus actuales conexiones, vuelve al registro de tus logros y asociaciones profesionales que creaste anteriormente. Analiza si es el caso de incluir a las actuales conexiones, aquellas que estuvieron involucradas en tus logros o asociaciones pasadas.

Elaborar esta lista puede tomar tiempo, pero va aportar múltiples beneficios como:

  1. Tendrás una idea de cuántas conexiones tienes ya.

  2. Descubrirás cómo estas conexiones se distribuyen a través de las diferentes áreas de la vida.

  3. Comenzarás a reconocer patrones. Ejemplo: ¿Tienes muchas conexiones profesionales y pocas personales o viceversa?¿Están tus conexiones al mismo nivel profesional que tú? ¿Tienes contactos con ejecutivos o empresarios a un nivel más alto que tú en virtud de tu experiencia o éxito? etc.

  4. Comenzarás a observar las interconexiones entre las personas que conoces.

  5. Cada una de las personas en tu lista tiene una red de contactos tan amplia como la tuya o quizás más amplia. Esto es lo más importante.

Una vez que comiences a entender tu red y tu lugar en ella podrás estar en una mejor posición para aprovechar todo lo que estas conexiones te pueden ofrecer.


Recuerda “Las relaciones te llevarán a donde desees ir”


Entre tus conexiones actuales, selecciona las 5 principales, las 50 fundamentales y las 100 vitales.

Al examinar tu lista de conexiones, tus 5 principales deberían ser fáciles de identificar, generalmente son parientes y amigos cercanos, incluyendo socios de negocios que tu consideras amigos cercanos.


En este grupo se traslapa tu vida personal y profesional. Es importante tener conexiones de ambos tipos en tu círculo de amigos.


Tus 50 fundamentales son amigos y asociados de quienes tú sabes que puedes llamarlos para pedirles todo tipo de ayuda y consejos y viceversa. Stephen R. Covey les llama el círculo de influencias.


Tus 100 vitales son relaciones que tú has calificado con un 4 en cercanía. Este grupo debe representar una amplia variedad de ubicaciones, contextos y roles.


Toma tu lista de conexiones y agrega una columna separada, donde ubiques tantas conexiones como pueda entre tus 5 , 50 y 100. Una vez que hayas clasificado tus conexiones en los diferentes círculos de poder ordena las listas por categoría.


No todos los que tienes en tu lista tendrán cabida en tus círculos de poder, pero eso está bien.


Una vez que haya clasificado a tus conexiones en los diferentes círculos de poder, ordena la lista por categorías.


Los círculos de poder 5+50+100 te ayudarán a mantener tus relaciones más importantes organizadas, categorizadas y nutridas.




Parte 3: Diseña los círculos de poder que necesitas para obtener mayor éxito.




Es necesario diseñar conscientemente tus círculos de poder para que incluyas personas que puedan ayudarte y a quienes puedas ayudarles.Tu objetivo es crear un grupo ágil de 155 relaciones claves: personas que compartan tus valores, con las cuales tu estarás en contacto continuamente y a quienes podrás agregarles valor.


Califica tú mismo y tus actuales 5+50+100 en términos de recursos e influencia.

A tu tabla de los círculos de poder que tienes añade 2 columnas. En la segunda en una escala de 1 a 5, califica el nivel de influencia que tiene esa conexión al interior de tu ecosistema. La influencia puede traducirse como posición, título, red, nivel de experiencia o acceso. Siendo 1 de más influencia y 5 de menos.


Ubica tu mismo en la parte superior, pues esto te ayudará a evaluar dónde necesitas más acceso y ayuda.


Haz una lista de 3 a 5 de sus objetivos profesionales para los próximos 3 y 6 meses, y un año.

Las personas verdaderamente exitosas tienen propósitos específicos que desean lograr y planes factibles para alcanzar esos objetivos.


Tómate unos minutos para escribir en una tabla 3 a 5 de tus principales metas para los próximos 3, 6 meses y 1 año.


¿Qué ayuda requiere para lograr estos objetivos? ¿Qué personas? ¿Qué oportunidades? ¿Qué conocimientos? ¿Qué financiamiento? ¿A qué ecosistema necesita acceder?

Para cada uno de los objetivos, genere un mapa de recursos críticos (MRC)

Escribe tu objetivo en la parte superior y debajo pon 4 categorías:



Para cada categoría escribe los recursos a los cuales ya tienes acceso a través de tus círculos de poder y tus redes.


Después en columnas separadas, pon los recursos que te faltan y las posibles conexiones en tu círculo de poder.


¿A quién necesitas añadir a tus círculos de poder para lograr tus objetivos a corto y largo plazo?

Recuerde que los 8 ecosistemas claves son:



Investiga dónde necesitas conectar con más personas con mayor influencia.

Pregúntate : ¿ A quién necesito y cómo accedo a él?

El objetivo de tu lista de deseos es doble:

  1. Llenar cualquier vacío en tus actuales círculos de poder en los 8 ecosistemas claves.

  2. Asegurarse de tener suficientes conexiones con la suficiente influencia en cada ecosistema.

Los objetivos son valiosos porque nos obligan a pensar en relación con las necesidades futuras.


De la misma manera deberás pensar en tus círculos de poder. No en cuanto a lo que te aportan actualmente, sino de lo que requerirás en el futuro y de las conexiones que deberás añadir para obtenerlo.


Haz planes de acercarse a nuevas conexiones en los próximos tres a seis meses.

Ser presentados por personas que ya gozan de credibilidad en un determinado ecosistema contribuirá a que te tomen en serio.


En esencia se trata de “tomar prestada” la credibilidad de esas personas para abrirse una puerta. Esa credibilidad debe considerarse un depósito sagrado.


Cuando los miembros de tus círculos de poder te presentan a sus redes te están legando parte de su capital social. Debes hacer honra a esa presentación comportándote como una persona íntegra y haciendo lo posible por agregar valor a las conexiones de tus conexiones.


Recuerda que a un ecosistema se puede entrar por arriba, por abajo o por los lados.

En la medida que aumentes la calidad de los grupos de los cuales eres parte, aumentará también la calidad de las oportunidades que se te presenten.


Sea cual sea tu ramo o industria, existen en tu interior, grupos y asociaciones de personas muy poderosas.Debes conocer esas organizaciones para:

  1. Integrarte a ellas.

  2. Asistir a sus reuniones.

  3. Agregarles valor a sus miembros y a las organizaciones en la medida de tus posibilidades.

Es muy importante encontrar las conexiones adecuadas en cada ecosistema, pero necesitas ser selectivo en cuanto a las conexiones que optas por agregar a tus círculos de poder.

Al acercarse a personas nuevas pregúntate:




Recuerda que agregar a tu red una sola manzana podrida puede dañar tu reputación y capital social, frente a todo el grupo.


Asegúrate de construir círculos de poder llenos de relaciones significativas y provechosas para todos los involucrados, relaciones en que los valores se compartan y cada individuo esté dispuesto a contribuir al éxito de los demás.



5 visualizaciones0 comentarios