• Maria Carolina Besa Mozo

7 destacados para lograr el equilibrio en el día a día

Actualizado: 1 may 2021

Antes de conocer los 7 destacados debemos realizar el siguiente ejercicio, debemos dedicar tiempo a observar que pensamientos e ideas te desequilibran, por qué pasas más horas de la cuenta en el trabajo y menos con tu familia o por qué tienes una gran pereza y te pospones la mayor parte del tiempo.


Hecha esta reflexión las 7 claves que debemos considerar e ir aplicando son:

1. Cuida de tu cuerpo

Nuestra energía física proviene de nuestro descanso y alimentación. El ejercicio físico transforma una energía por otra.

Lo habrás experimentado cada vez que haces deporte, por un lado puede que te sientas cansado, sin embargo por otro lado te encuentras mucho mejor y más despejado.

Si eres de los que eliges estar todo el día sentado, comer cualquier cosa, atiborrarte a cafés y además dormir pocas horas o mal dormidas es difícil que encuentres un buen equilibrio en tu vida.

2. Permítete sentir tus emociones

Somos seres sociales sí o sí. Y cuando uno dirige equipos o trabaja solo es inevitable sentir la necesidad de compartir buenos momentos, dudas, miedos, alegrías… con personas cercanas.

La soledad no elegida conscientemente te hace daño.

Las emociones nos conectan a unos con otros o nos distancian y aíslan. Así que cuida tus relaciones, muéstrate cercano. Reconocer tu vulnerabilidad te ayuda a estar más unido a las personas de tu entorno.


3. Acepta lo que eres y hay en este momento en tu vida


La aceptación es clave para abrirte a nuevas posibilidades. Mira todo lo que hay en estos momentos en tu vida con curiosidad, con ganas de aprender sobre lo que te ocurre.

Lo que te sucede hoy en tu vida es el resultado, en gran medida, de tus elecciones pasadas. Si resistes la situación persistirá en el tiempo.

Lo que aceptas te libera y te da paso a nuevas opciones.

No todo lo que te sucede en tu vida lo puedes controlar. Hay cosas que tal vez se escapan a tu entendimiento. Acepta esto también.

4. Dedica tiempo a descubrir tus intenciones, tu visión, tus pasiones y tus talentos

Cuando vives con sentido, conectado a lo que te importa profundamente, es más fácil tomar decisiones y elegir el camino.

Si sabes cuáles son tus objetivos tus acciones diarias puedes alinearlas y hacer que contribuyan a conseguirlos.

Es fundamental que tus tareas diarias estén en coherencia con tus anhelos, eso te aporta tranquilidad y por lo tanto equilibrio.

5. Cultiva tu mente

Dedica tiempo a cultivarte. A ampliar tu mentalidad para que apoye tus decisiones e ir más allá de tus propios límites.

Vives un tiempo en el que las creencias, ideas y formas de pensar acerca de la vida y de ti mismo probablemente se están quedando obsoletas.

El cambio de mentalidad requiere tiempo para leer, formarte, escucharte, observarte…

Muchos de los desequilibrios que tenemos aparecen porque hay una distancia entre lo que te exiges, lo que intuyes y los límites internos que percibes.

6. Cuida de tu estado

Tu estado es la base sobre la cual actúan los filtros que utilizas para percibir la realidad.

Lo vas a entender rápidamente si tienes hijos.

¿A qué no es lo mismo un regaño a tu hijo un jueves a las nueve de la noche que un sábado a las once de la mañana?

La diferencia entre un momento y otro es tu estado. Probablemente el jueves estés cansado, estresado, agotado… y el sábado estés despejado, tranquilo…

Así que te sugiero que te dediques tiempo entre semana para respirar consciente, estar presente, desarrollar la compasión y la conexión con los demás.


7. Recursos


El equilibrio lo encuentras en los pequeños gestos de cada día. A mí me funciona muy bien hacer una valoración de mi equilibrio personal al finalizar una semana completa. Ese el periodo de tiempo que uso para verificar mis equilibrios.

Estaré encantada de que me cuentes en los comentarios tu opinión al respecto y nos aportes qué haces para encontrar los equilibrios en tu vida. Tus trucos, claves, ideas… Será genial.




23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo